martes, 4 de junio de 2013

Libro y opinión: Siempre hay un mañana de Nora Roberts

Título: Siempre hay un mañana
Serie: Hotel Boonsboro #1
Autora: Nora Roberts
Editorial: Plaza & Janes
Páginas: 384
Precio: 17'50 €

SINOPSIS

El histórico Hotel Boonsboro ha superado tiempos de guerra y paz, cambio de propietarios e incluso rumores de estar embrujado. Ahora, el hotel está experimentando una remodelación completa a manos de los tres hermanos Montgomery y su excéntrica madre.

 La vida social de Beckett, arquitecto y el menor de los hermanos, se limita a hablar del trabajo mientras come pizza y bebe cerveza. Pero esta vez su atención no está centrada totalmente en las reformas: lo distrae una mujer, la misma a la que ha querido besar desde que tenía dieciséis años. Después de perder a su marido, Clare Brewster está centrada en sus tres niños y en llevar la librería del pueblo. Los hijos no le dejan tiempo para pensar en el amor, pero ella se siente fascinada por la transformación del viejo hotel que Beckett está llevando a cabo y querrá admirarlo de cerca... el edificio y el hombre que lo diseña.

La gran inauguración se acerca, y Beckett se complace en enseñar el hotel a Clare. Él le está mostrando una habitación diferente cada vez que los dos encuentran un rato libre. Nunca hay una primera cita, pero estos momentos robados son el principio de algo que podría despertar un deseo secreto que duerme en el corazón independiente de Clare y que abre la puerta a la extraordinaria aventura de lo que viene después...

OPINIÓN

Nora Roberts vuelve a deleitarnos con una nueva trilogía ambientada en un pequeño pueblo. En esta ocasión, nos hará emocionarnos no solo con el aspecto romántico, siempre un acierto con esta autora, sino con el encantamiento del hotel Boonsboro que los hermanos Montgomery intentan reestructurar.

 Este es el primero de los tres libro en el que el protagonista es Beckett, el menor de los hermanos. Siempre ha estado enamorado de Clare pero ésta siendo joven, se enamoró del capitán del equipo de fútbol de su instituto. Lo dejó todo atrás y se trasladó con Clint a formar una familia, lo que ella no sabía era que la guerra la dejaría viuda muy temprano y se vería obligada a volver al pueblo en el que nació. 

Beckett se volverá a enamorar de esa joven, madre de tres hijos pequeños y empresaria, que en su día abandonó su pueblo pero que nunca ha abandonado su corazón a pesar del tiempo transcurrido. A la misma vez, tendrá que participar en la remodelación del hotel, todo un acontecimiento en el pueblo. La presencia de un fantasma y los detalles técnicos y la decoración que nos aporta esta autora, hace partícipe al lector de este proyecto como si fuéramos nosotros mismo quienes lo construyeramos. La aparición de una persona que lleva tiempo acechando a Clare le da un toque de misterio que dura pocas hojas del libro. 

Los personajes, como ya viene siendo habitual, tienen un carácter  fuerte e independientes. Beckett es un romántico empedernido con las ideas claras que lucha por lo que quiere. Clare, por su parte, es una luchadora nata ya que las circunstancias así la han obligado. Los personajes secundarios son igualmente de raza, aunque tengo especial predilección por la historia que nos pueda ofrecer Esperanza.

Una historia fascinante y llena de romanticismo y ternura desde la primera hasta la última página. Con un toque paranormal y de suspense que nos hace recordar que esta autora tiene muchos más registros aunque se centre en el romántico. Con un ritmo acertado, haciéndonos entender las curiosidades, incertidumbres y sentimientos de todos los personajes como ningún otro autor es capaz de hacer. 

Sin duda, es una gran historia con la que merece la pena deleitarse y dedicarle tiempo. Un disfrute para el lector aficionado al romance.

Puntuación: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada